Ana Torres

Psicóloga Sanitaria, terapeuta individual, de pareja y grupal con formación en Terapia Corporal Integrativa, Gestalt, Psicoterapia Respiratoria, Experta en Dependencia Emocional, Experta en Atención Psicológica a Víctimas de Violencia de Género y Violencia Sexual.

Desde niña ya era una personita que me movía ante las injusticias sociales, especialmente las que se relacionaban con cuestiones de género. Protestaba y me enfadaba ante el trato desigualitario que sentía hacia los niños de mi edad, que no eran responsabilizados de las tareas de casa o del cuidado de otros hermanitos/as de la misma manera que las niñas.  A esto se unió una clara orientación hacia la psicología de las personas, preguntándome que nos hacía diferentes unas de otras y cuál era el motivo de porque nos comportábamos como lo hacíamos.

Así opte por estudiar psicología, y es mi profesión, que siento de manera vocacional.  Me licencie en el 2002, y así comienza mi andadura en la búsqueda de respuestas sobre la condición humana, hace hoy más de 16 años.

Desde el primer momento me sentí atraída por trabajar en el mundo asociativo y luchar por conseguir la igualdad de derechos entre hombres y mujeres que me movían desde pequeña. Así en el 2003-04 realizo la “Especialización de trabajadoras que atienden a víctimas de violencia de género” Durante el año siguiente (2005) Coordino la “Campaña de Sensibilización y Formación de violencia de género” de la Delegación de la Mujer del Ayuntamiento de Sevilla y me inicio como terapeuta grupal con mujeres que acudían al servicio psicológico de éste área.

Durante los años siguientes (2007-2010) sigo profundizando mis conocimientos en el mundo asociativo, haciendo terapia individual y grupal en el gabinete psicológico de la Federación de Mujeres del Distrito Este y Docente en el programa sociocultural como monitora de Crecimiento Personal. Paralelamente también llevo a cabo programas de habilidades sociales y comunicación  puntuales en diferentes asociaciones.

A nivel formativo, durante estos 3 años me introduzco en la psicología de la Gestalt, aquí es la primera vez que tomo conciencia de la importancia de llevar a cabo un trabajo personal sobre mi vida y mis emociones para poder acompañar a otras personas. Estos años vivo un proceso de autoconocimiento, de superar miedos y de enfrentar mis propias luces y sombras.

Paralelamente a nivel profesional se produce un reto importante y donde más he aprendido y crecido en este ejercicio de acompañar a otras personas a superar situaciones traumáticas como terapeuta (2012-2007) del Programa de Asistencia a Víctimas de Agresiones y/o Abusos Sexuales en Andalucía  en la Asociación Amuvi: aquí soy testigo de la gran capacidad que tenemos las personas de ser resilientes y confirmo mi confianza en los procesos de cambio y de sanación que se pueden producir en un proceso terapéutico.

Entonces mi parte más inconformista me hace plantearme la posibilidad de hacer mi propio proyecto personal, para poder plasmar mis propias ideas y convicciones sobre la salud de las personas y nace en el 2010 ESPACIO DE SALUD INTEGRAL Y BUENTRATO “SALA MACASTA” con la ilusión de crear un espacio en el que las personas puedan mostrarse tal como son, desaprender modelos de conductas insanos y transformarlos por otros más saludables.

En el trabajo con las personas observo que conectar con el dolor es una forma de sanar las heridas y me planteo la posibilidad de poder  ayudar y armonizar a la persona desde otra perspectiva más lúdica, me formo en  una nueva línea de trabajo  como Risoterapeuta y dinamizadora de grupos a través del team-building que está ofreciendo excelentes resultados y creo junto a Mónica Alonso la ESCUELA DE RISOTERAPIA INTEGRAL “PONTE EN JUEGO” 

Actualmente estoy muy comprometida con trabajar con las personas la posibilidad de construir relaciones saludables para uno/a mismo/a y los demas y con una nuevo bagaje formativo en la que  el cuerpo toma una relevancia especial: como TERAPEUTA CORPORAL INTGRATIVA.  Además continúo con la labor como terapeuta individual y grupal con víctimas de violencia de género y con adultas que han sufrido abusos sexuales en su infancia.

Actualmente ofrezco en Sala Macasta:

Me considero vital, honesta y  entusiasta de los proyectos en los que creo.